Acompañamos a senderistas de Albacete, por la sierra del ardal en Yeste

El día 1 de Abril arrancamos el mes  acompañando a un grupo de senderistas de Albacete por la Sierra del Ardal, disfrutando del auténtico #turismorural por Yeste.

Rutas y Recorridos Antonio Iván Rodríguez en la torre del Homenaje del castillo

Es el IV programa de Senderismo Albacete que la Diputación celebra en la provincia, esta vez y gracias a la confianza de Chuli, monitor de deportes de Yeste, he podido de forma voluntaria acompañar al grupo de senderistas por las sierras de mi pueblo y por sus recursos turísticos.

Quiero también agradecer la labor de Protección Civil de Yeste, por la seguridad prestada y a Bernardo de la organización.

Un día que quedará para el recuerdo de esta familia senderista, un día en el que cada minuto fue una experiencia enriquecedora para mi y seguramente para todo el grupo.

 

¡¡¡Compartir y caminar, es seguramente las aficiones

que más me llenan!!!

La ruta elegida que denominaron Yeste -Microrreserva de Ardal y Tinjarra, pero que a mi me gusta mas llamarla, Yeste por la Sierra del Ardal, es un recorrido circular de 15,5km, de dificultad media - baja, con salida desde el Convento de los Franciscanos Descalzos, edificio construido en el s. XVII, donde aprovechamos para hacernos la foto de grupo.

Foto grupo Senderista. Cortesía Luis Vizcaíno. Mancha press
Foto grupo Senderista. Cortesía Luis Vizcaíno. Mancha press

La mañana, ventosa pero clara despertó mis recuerdos pasados y mis atenciones prestadas al turismo, saber que quien viene a visitarnos necesita irse con buenas sensaciones, con buenas expectativas [..], esa es la única fórmula que hace que el turismo respete el medio que visita y a sus gentes.

Mucho se habla y se gasta en turismo, pero poco hacemos por unir esfuerzos en el como, y menos en saber como proteger primero a los ciudadanos que soportan ese turismo, para que todo interactue, para que nada parezca una invasión estacional.

Reflexiones plasmadas,  soportando el aire racheado, esperamos al grupo en la Plaza del convento.

Después de dar la bienvenida a los 50 senderistas albaceteños, iniciamos los primeros pasos de un día que llevaba impregnado el sabor a autentico turismo rural.

Me gustó el camino elegido para esta ruta, ya que daba juego para conocer mucho de nuestra naturaleza y de su historia. La primera parada obligada, una vez recorridos los pasos del camino de la romería, , fue en la ermita de San Bartolomé, que se construye en el s. XVII y que hoy se conoce principalmente por albergar el 24 de agosto de cada año, la romería y verbena de las fiestas de Yeste en honor  a su patrón San Bartolomé.

Oxigenados con el viento, tras explicar brevemente los aspectos físicos más relevantes del municipio, decidimos seguir camino al Collado de las Carrascas, por el Collado de Boche y el Puntal de la Hiedra, GR-68.

El grupo a buen ritmo iniciaba el ascenso, entre risas y alegrías como realmente tocaba. En estos primeros momentos de la ruta, se hace necesario la comunicación abierta entre todos, tocándome a mi llevar los compases iniciales.

Franqueado el collado, descendimos con vistas a Boche, rápidamente en fila india fuimos cogiendo una pequeña senda que salia juntos al pinar de negral.

Mi sorpresa en la misma senda fue, después de explicar las setas y hongos de primavera, justo y vemos una cagarria junto a la senda, motivo que todos pudieron observar, invitando a la curiosidad del momento y de la especie.

El apetito ya empezaba a hacer estragos en los estómagos madrugadores del grupo, pronto se iniciaron las típicas preguntas de ¿donde almorzamos...?. Este tramo junto a la aldea de Boche dirección Collado de las Carrascas, es perfecto para admirar todo el Molejón de Moropeche, Calar del Mundo y Sierra del Cujón al otro lado del valle que forma el Tus.

Dejándose ver las aldeas de Moropeche y de la Tejeruela y al fondo hacia el sur, el imponente Calar de la Sima y el Mentiras 1887 m, allá donde las nubes dominan.

Decidimos almorzar cerca de las casas de la aldea del Collado de las Carrascas, en un bancal, al resguardo del viento de arriba, un almuerzo fugaz, de esos a los que no estoy acostumbrado, pero el orden lo exigía. Veinte minutos después iniciamos el tramo más duro de esta ruta, la subida hasta el collado de Bochorna. 

La subida fue muy rápida, más de lo que me hubiese gustado, prefiero mis descansos y mis contemplaciones, pero el grupo mandaba.

En la subida apreciábamos el paisaje que el incendio de 1994 y anteriores modeló en nuestras sierras, los grandes pinares se convirtieron en matorrales, salpicados bosquetes de carrasca, robles y pinos. Pero lo peor de los incendios se muestra en zonas, es cuando  se dan  más de uno en la misma zona.

En poco menos de media hora ya estábamos llegando hasta la salida a la pista forestal que baja desde el Ardal a collado de Bochorna, como el grupo estaba estirado por la subida, decidimos esperarlos a todos  para iniciar la entrada al Monte Ardal. Recuerdo que en algún momento, me paré y dije a los que acompañaban, dar la vuelta, admirar y respirar aire puro.

Monte Ardal en un monte de utilidad pública, Nº90, propiedad del ayuntamiento de Yeste, con 475 ha, donde parte han sido protegidas en 2005 con la figura de Microrreserva . 

La subida al Ardal, la realizamos por pista y por carretera, llegando a lo alto paramos en el Pino Candelabro, pino de la especie Pinnus nigra subs. salzmanii, de gran porte, salvado del incendio de 1994 gracias a la labor de los forestales y bomberos.

La siguiente parada después de pino fue en el vértice geodésico del Ardal, ubicado en la cima a 1435 m como marca su informe, un lugar donde las vistas en un día despejado se alargan en la lejanía hasta las sierras de Granada, La Sagra, Sierra de las Cabras, sierras de Moratalla y tierras blancas de Elche de la Sierra. Mas próximas, observamos las sierras de Lagos y los Molares en el valle del Segura.

Rondaban ya la 13:00 h de la tarde, el fresco viento dejo paso al calor del sol que iba a marcar el descenso, un descenso que realizamos por el PR-10, realizado por la Asociación Tindavar de Yeste, pasando junto al refugio forestal, con vistas en todo momento al pueblo. El descenso se hizo rápido, el camino bien marcado lo dejamos cunado llegamos dando vista a la Cruz de San Cristóbal, donde tenemos que dejar el PR y tomar un camino a la izquierda que va por la línea de cumbres hasta la cruz, lugar donde se emplazó también una ermita, cuando la villa se expandió fuera de los muros.

La ruta llego a su fin, bajando de la cruz por el camino antiguo hasta el casco urbano, pero el día no acababa...

Después de la comida en Restaurante Las Brasas, visitamos el Castillo, allí la vista fue  interpretada por el servicio de la oficina de turismo de Yeste, donde acercaba al grupo el valor de la historia y del edificio del castillo.

El castillo de Yeste cuenta con un museo etnográfico y uno medieval "Vivir en la Frontera", con salas de interpretación y audiovisuales. Una vez realizada la vista del Castillo, subimos al Centro de Interpretación de los Calares del Mundo y de la Sima, que se encuentra en el cerro de San Bartolomé, aunque las prisas no dejaron ver todos los contenidos y los vídeos que podemos ver.

 

Sin duda un día completo, cargado de mucho turismo rural, un día que tanto ellos como yo, guardaremos en la mochila de los buenos recuerdos.

 

Gracias...

Descarga
Track Ruta Yeste - Sierra del Ardal - Yeste
Ruta Yeste-Sierra del Ardal-Yeste.gpx
Archivo GPS eXchange 201.0 KB
Descarga
Vértice Geodésico del Ardal
Vértice Geodésico del Ardal 086651.pdf
Documento Adobe Acrobat 1.3 MB

Escribir comentario

Comentarios: 0

rutasyrecorridos@gmail.com

Yeste. Albacete. 

Castilla la Mancha. España

Facebook Rutas y Recorridos
Pinterest Rutas y Recorridos
Twitter Rutas y Recorridos
Instagram Rutas y Recorridos